Compartir

“The Green Revolution va ser un término con mucha fuerza de crecimiento a partir del año 2020. No se debe a la nueva dieta de moda, más bien es la tendencia hacia el veganismo que crece en el mundo a pasos agigantados. 

 

El veganismo ha ido calando como forma sana de alimentación, si es dirigida de la forma correcta. Hay cualquier cantidad de investigaciones serias en países de Europa (España, Bélgica, Alemania) y los Estados Unidos que indican sobre una imparable irrupción del veganismo como forma de alimentación a nivel global. Entre los datos que arrojan las investigaciones, se sabe que la mayoría de sus seguidores son personas menores de 35 años, muchos jóvenes lideran las estadísticas y se plantea que estos llevarán esta forma de alimentarse por el resto de sus vidas dada la buena salud y vitalidad que aporta este tipo de alimentación 

 

En cuanto al factor estadístico del crecimiento de la población vegana-vegetariana, podemos decir que sólo Alemania aporta unos ocho millones de personas que se alimentan sin carne, ni pescado. Y desde la perspectiva económica podemos mencionar que importantes empresas del sector alimenticio ven al sector como el mercado de mayor crecimiento para los próximos 20 años y más. 

 

¿Estamos hablando de una dieta de moda o una tendencia tan real como lo fue al principio la revolución industrial en el siglo XVIII? 

alimentos

 Cuando grandes empresas comienzan a expandir sus líneas de productos hacia este grupo de consumidores de alimentos libres de dolor animal, podemos estar seguros que grandes cambios se avecinan. Por ejemplo; la empresa de foodtech americana Beyond Meat que lanzó en 2013 su versión de hamburguesa sustituto de la carne (plant based hamburguer) es, al día de hoy, una importante empresa en el mercado de valores, valorada en unos 5 mil millones de dólares y con un crecimiento agigantado. 

Queda claro sin tener que hacer mucha investigación o análisis que el veganismo está tomando terreno y rápido. 

 

¿Pero que hace que muchas personas estén optando por esta opción de alimentación?  

A lo mejor dirás que es por moda, o la nueva dieta extremista, sin embargo, no podemos atribuir un caracter efímero a algo con orígenes que se remontan a la antigua Grecia o cuyas bases como movimiento moderno fueron sentadas mucho más recientemente con la creación en 1844 de la Vegan Society en Leicester (Inglaterra) por Donald Watson. Más bien al contrario, es una tendencia al alza y su irrupción es ya imparable. Como tampoco lo es la dieta vegetariana o la flexitariana (ocasionalmente incluye productos de origen animal), dos opciones menos restrictivas pero que igualmente abogan por el respeto animal. 

 

 Algunos datos del Veggie Boom 

  • En 2020, el mercado global de productos veggies (veganos, flexitariano y vegetarianos) alcanzará los 5.000 millones de dólares y se prevee un crecimiento exponencial en os sucesivos.
  • Las principales razones para hacerse veggie son la sostenibilidad, la salud y el respeto por los animales.
  • A modo de ejemplo, en España el 7.8% de la población (mayor de 18 años) residente es veggie.
  • El 0.2% de la población es vegana.
  • El 1.3% es vegetariana.
  • El 6.3% es flexitariana.
  • 1 de cada 10 mujeres en España es veggie.
  • Las mujeres suponen más de de los veggies.
  • El 51.2% de los veggies reside en ciudades con más de 100.000 habitantes.
  • El 35% de la población reconoce que ha reducido el consumo de carne roja o directamente la evita. 
  • Los establecimientos de comida vegana se han duplicado en los últimos 5 años
  • En la actualidad hay 1.800 restaurantes para veganos.
vegetales finca comer

Con esta información no queremos persuadirte para que optes por cambiar tu forma de alimentación. Lo que sí es interesante fomentar, es una toma de conciencia sobre la forma en la que nos alimentamos y los excesos o desbalances que culturalmente hemos adoptado. 

Hay muchísima información relacionada al Veganismo-Vegetarianismo que aportan valioso conocimiento sobre el tema, sin embargo, hay quienes definen este tipo de alimentación como algo extremo y que si no cuentas con la información correcta pudiera dar pie a deficiencias en ciertas vitaminas como la B12, la cual es de escasa presencia en fuentes vegetales. 

Informarse sobre este tipo de alimentación es importante antes de iniciarse y seguramente no es para todos, aunque la tendencia se ve irreversible, al tratarse de un consumo de alimentos que no generan impacto negativo y un futuro más consciente del planeta. 


Compartir