FUENTES DE ENERGÍA

Compartir

Foto 08-17-18 9 12 12 p. m.

METABOLISMO: ATP 

sicamente, el ATP, una expresión de energía, proviene principalmente del catabolismo de las sustancias nutricias energéticas. Una vez estos sustratos entran en la célula, se inicia una serie de reacciones químicas a través de diversas vías metabólicas:

  • Anaeróbicas o 
  • Aeróbicas 
Metabolismo Anaeróbico

La produccion anaeróbica del ATP puede originarse de dos vías principales:

El Sistema de ATP-PC (fosfágeno) 

La fuente más rápida de ATP para el uso por los músculos esqueléticos.

Por otro lado, produce relativamente pocas moléculas de ATP. Las reservas musculares de los fosfágenos (ATP y PC) son muy pequeñas.

En consecuencia, la cantidad de energía obtenida a través de este sistema es limitada. 

             El combustible químico (energía química potencial) empleado en este sistema (para resintetizar el ATP) es la fosfocreatina (PC).

La fosfocreatina representa un compuesto muy importante cuando se require una rápida producción de energía. Este es el caso de competencias deportivas que se ejecutan en apenas varios segundos.

El sistema de ATP-PC se activa principalmente durante eventos atléticos de muy corta duración (30 segundos lo máximo) y de alta intensidad. (ej., carreras de velocidad, los lanzamientos y saltos, levantamiento de pesas olímpicas, eventos de velocidad en natación, las competencias gimnásticas, etc.) Esto implica que deportistas especialistas bajo esta categoría deberán concentrar gran parte de su entrenamiento en desarrollar este sistema energético. 

 

Glucólisis anaeróbica (o sistema de ácido láctico)

Una vía química o metabólica que involucra la degradación incompleta (por ausencia de oxígeno) de glucosa o glucógeno para formar dos moléculas de ácido láctico, lo cual resulta en la acumulación de ácido láctico en los músculos esqueléticos y en la sangre. El ácido láctico se forma debido a la falta de oxígeno en el proceso. 

La glucólisis, como lo indica la palabra, emplea como sustrato (compustible metabólico) a la glucosa sanguínea (forma s simple de los hidratos de carbono). 

La glucólisis tiene la ventaja de que provee un sumistro rápido de ATP. Por otro lado, esta vía anaeróbica solo puede resintetizar algunos moles de ATP. Además, elabora ácido láctico como uno de los productos finales, el cual origina una fatiga musculoesquelética transitoria cuando se acumula en los músculos.

Durante ejercicios/deportes prolongados que se realizan a una alta intensidad (80-90% de VO2máx), el ácido láctico que se produce vía reacciones glucolíticas anaeróbicas puede servir como fuente adicional de combustible metabólico.

Por ejemplo, los maratonistas, quienes producen ácido láctico durante las etapas iniciales de una carrera competitiva, pueden utilizar el ácido láctico como sustrato más tarde en la carrera; esto es posible mediante la conversión del ácido láctico en glucógeno hepático, el cual puede ser convertido en glucosa sérica para su uso como combustible químico por las células musculares activas. 

        Este sistema es de suma importancia para aquellas actividades físicas (o pruebas deportivas que se realizan a una intensidad máxima durante períodos de 1 a 3 minutos.

Metabolismo Aeróbico 

Involucra la descomposición completa de las sustancias alimenticias (hidratos de carbono, grasas y proteínas) en bióxido de carbono (CO2) y agua (H2O).

Por lo tanto, utiliza como combustible metabólico (sustrato): 

  • La glucosa endogénea (derivada de las reservas de glucógeno corporal) o 
  • Exogénea (lo que resulta de la hidrólisis/catabolismo de los hidratos de carbono en su forma compleja, ej.: almidones, las grasas y proteínas. 

  Las grasas son inicialmente degradadas mediante una serie de reacciones químicas, conocidas como oxidación beta.

La contribución energética de las proteínas fluctúa entre 5% a 15% del combustible utilizado durante el ejercicio.

El metabolismo aeróbico tiene la ventaja de producir una cantidad de energía suficiente para elaborar 36-39 moles de ATP a partir de cada mol (180 gramos) de glucógeno descompuesto completamente en bióxido de carbono (CO2) y agua (H2O), incluyendo el proceso de glucólisis (en este caso, aeróbica). 

Además, produce 130 moles de ATP a partir del catabolismo de 256 gramos de grasa.  

Esta vía NO produce ácido láctico, ya que el oxígeno inhibe la acumulación de éste. Esto quiere decir que la vía aeróbica se activa principalmente durante ejercicios de tolerancia (e.g., maratonismo, tríalos, entre otros), los cuales requieren un suministro contínuo de energía (en la forma de ATP) para poder mantener su intensidad y duración prolongada. 

 El problema de este sistema es que requiere la presencia de oxígeno para poder generar su energía. Esto implica que deportes explosivos que sean de corta duración (anaeróbicos) no pueden depender de este sistema para la producción de ATP. En adición, la formación de ATP es lenta (alrededor de 3 a 5 minutos).


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *